Santos Patronos

LA VIRGEN MARÍA AUXILIADORA

 

Bajo la advocación de María Auxiliadora de los Cristianos, desde el año de la fundación de nuestro Colegio (1992) hemos querido darle a la Madre de Nuestro Señor Jesucristo un sitial de honor en el corazón de todos los alumnos y docentes, nombrándola nuestra principal Patrona y Protectora. San Juan Bosco decía: “Propagad la devoción a María Auxiliadora y veréis lo que son los milagros”, y respecto a sus logros como Fundador de la Gran Familia Salesiana, Don Bosco solía también decir: “Ella lo ha hecho todo”.

Por todo esto, cada mañana, antes de iniciar las actividades escolares, toda la comunidad del Colegio La Fe le reza con devoción a nuestra Patrona María Auxiliadora para estar siempre bajo el amparo de su maternal amor.


SAN JUAN BOSCO

 

Juan Bosco,  más conocido como  Don  Bosco, nació en un pueblito italiano llamado I Becchi, el 16 de agosto de 1815 y murió en Turín, el 31 de enero de 1888. Sacerdote, educador y escritor italiano del siglo XIX, fundó la Congregación Salesiana y el Instituto de las Hijas de María Auxiliadora.

Promovió un moderno sistema pedagógico conocido como “Sistema Preventivo” para la formación de los niños y jóvenes; fundó numerosas obras educativas al servicio de la juventud más necesitada, especialmente en Europa y América Latina. Fue autor de numerosas obras, todas dirigidas a la educación de la juventud y a la defensa de la Fe Católica. Su prestigio como sacerdote y como educador de los jóvenes necesitados o en riesgo, le valió el respeto de las autoridades civiles y religiosas de su tiempo y de su país, así como una notable fama en el extranjero.

El 1 de abril de 1934, 46 años después de su muerte, Don Bosco fue canonizado por el Papa Pío XI. El Papa  Juan Pablo II  le confirió el título de «Padre, Maestro y Amigo de los Jóvenes». Poblaciones, provincias, parques, calles, teatros, museos, universidades y sobre todo colegios llevan su nombre.

La Familia Salesiana es uno de los grupos católicos más numerosos del mundo y existen obras de Don Bosco en 130 naciones. Nuestro Colegio La Fe desde su fundación (11 de Octubre de 1992) se honra de tenerlo como su Santo Patrono, aplicando en nuestro diario quehacer pedagógico el Sistema Preventivo que de él hemos recibido como legado.


SANTA RITA DE CASIA

 

Santa Rita de Casia nació en Roccaporena, Italia, en el año 1381 y murió el 22 de mayo de 1457 en Casia. Es una de las santas más populares de la Iglesia Católica. A pesar de que quería ser monja, cuando tenía 14 años de edad sus padres la obligaron a casarse. Su esposo le causó muchos sufrimientos, pero ella se consolaba en la oración y le devolvió su crueldad con bondad, logrando su conversión a Cristo con el paso de los años. Tuvieron dos hijos mellizos, Jacobo y Paolo. Un día su esposo fue emboscado y asesinado. Ella entonces pidió la admisión al monasterio de las Religiosas Agustinas de Santa María Magdalena, en Casia, pero no fue aceptada por ser viuda. Pasado un tiempo Rita se enteró que sus dos hijos estaban planeando vengar el asesinato de su padre y podrían cometer así el pecado capital de la venganza, lo que hubiera condenado sus almas eternamente, entonces le suplicó a Dios, con un amor heroico por sus almas, que ambos adolescentes murieran y los preparó plenamente para encontrarse con Cristo. Ambos se enfermaron y murieron un año más tarde (1417), también pidiendo perdón a su madre por todos los dolores que le habían causado.

Ya sin obligaciones familiares, Rita fue aceptada en el convento, recibió los hábitos de monja y más tarde realizó su profesión de fe; tenía para ese momento 36 años. En el convento, Rita se entregó a una vida de oración y penitencia. De acuerdo a la tradición, en 1428, una madrugada Rita recibió de manos de Cristo una larga astilla de madera clavada en el hueso de la frente. Se trataba de un estigma divino, esto es, la marca de la corona de espinas que Jesucristo había exhibido en la cruz. Asimismo, dice la tradición  que al final de su vida, la visitó su prima  y le preguntó si quería algo y Rita le pidió que le trajera una rosa del jardín del convento. En pleno invierno, la prima creyó que no encontraría nada, pero cuál sería su sorpresa al encontrar en el jardín una hermosa rosa roja que le llevó a Rita.

Esa rosa representaría el amor de Cristo hacia Rita y la capacidad de Rita de interceder por las causas imposibles, es así como desde entonces se le conoce como la “intercesora por las causas imposibles”. Es por eso que desde que se iniciaron los trabajos de construcción de las instalaciones del Colegio La Fe en Febrero de 1992, Santa Rita también fue considerada nuestra Patrona, porque sin duda ella intercedió ante Dios para que esta obra que parecía un imposible por sus costos y el escaso tiempo que quedaba para el inicio del año escolar 1992-1993, se convirtiera en una bella realidad en tan sólo nueve meses (de Febrero a Octubre de 1992).